Skip to content

Cuando la publicidad de teléfonos celulares asalta a los menores

09/12/2008

Los celulares son una realidad en nuestra vida. Pero no sólo en la vida de los adultos, sino en la de los menores. La periodista y profesora Diana Sofía Giraldo da la voz de alerta ante el “asalto a los niños” que hace la publicidad de los teléfonos celulares.

“Ya son muchas las cartas al Niño Dios y a Papá Noel pidiéndoles que traigan celulares en Navidad. Y eso está mal. Muy mal. Difícilmente podría ser peor”.

“Y ahora se anuncian celulares para niños menores, que pretenden abrir un mercado de infantes en edad preescolar”.

“Tendremos niños que ni siquiera saben leer ni escribir pegados al celular, fanáticos de las llamadas por teléfono e inmersos en la cultura de la recepción inmediata, la utilización indiscriminada, las urgencias artificiales, la rodada por el despeñadero del consumismo y la recepción de mensajes no deseados y de toda clase de juegos, sean a no apropiados para su edad”.

“Eso, por supuesto, no puede calificarse como un avance en la educación, ni como un ejemplo de la tecnología puesta al servicio de la formación de las nuevas generaciones”.

“Es frecuente el espectáculo de mayores y adolescentes colgados de un celular mientras conducen bicicletas, automóviles, buses y camiones. O mientras los esquivan. Ahora nos encontraremos con niños que comienzan a caminar pegados del celular. Y sólo falta que se anuncien los aparatos especialmente acondicionados para que los bebés aprendan a llorar por celular desde los cochecitos o a gatear con teléfono en mano”.

“No vale el argumento de que es responsabilidad de los padres controlar la utilización del celular en esas edades. Frente al asalto de la publicidad, que los muestra como la máxima atracción, los niños terminarán convirtiendo en una tragedia doméstica la negativa o la restricción”.

“Y si algún pequeño lograra escapar a las oleadas de anuncios en prensa, radio y televisión, caerá en el afán de imitación cuando llegue a su jardín infantil o a su colegio y vea a sus compañeritos ostentando celulares”.

“Como no tienen todavía el criterio suficiente para establecer los límites en estos casos, son la población más vulnerable a la embestida publicitaria volcada a favor de un consumismo desaforado. Las pruebas abundan en otros campos”.

“Una cosa son los monitores y los intercomunicadores o las conexiones de Internet que les permiten a los padres acercarse, en cualquier momento, a sus hijos que estudian o permanecen en el hogar, y otra enganchar al celular y su uso indiscriminado a unos niños incapaces de defenderse de los asaltos contra su candidez”.

Quedan pendientes dos preguntas: ¿está comprobado que no hay ningún riesgo para la salud? ¿Es ético este asalto?

Fuente: cope.es

Anuncios
One Comment leave one →
  1. roberto permalink
    23/06/2009 2:36 PM

    Excelente articulo; es de lo major que he leido al respecto. felicitaciones.
    Dios les bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: